LAS cuevas

DE CRISTAL

molinos

escudo-respira-natura-B.png

También conocidas como las Cuevas de las Graderas, son una de las cavidades más espectaculares a nivel del desarrollo de precipitaciones de carbonatos (estalactitas, estalagmitas, columnas, cortinas, cascadas, etc), formaciones arborescentes y excéntricas que adoptan las más variadas direcciones, colores y cristalizaciones que hacen merecedora a la cueva del nombre por la que se le conoce: Cuevas de Cristal.

Destaca la gran profusión de extrañas estalactitas (de crecimiento vertical).

La boca de acceso está a 970 m. sobre el nivel del mar, tiene un desnivel de 24 m. y una planta visitable de 620 m. de longitud.

 

Curiosidades:

La prospección de los suelos de relleno de la cueva ha permitido encontrar una abundante fauna fósil de mamíferos, así como dos enterramientos antrópicos: uno de ellos correspondiente al homínido más antiguo de Aragón: el Hombre de Molinos, con 25.000 años de antigüedad. Los restos se encuentran expuestos en el museo de Molinos. Recordemos que estas cuevas fueron descubiertas en 1961 por un grupo de espeleólogos. Posteriormente, fueron exploradas por primera vez en 1963 por un equipo de espeleólogos catalanes.

Como llegar a Molinos:

1 hora aproximadamente, desde Cinctorres. Tomamos la carretera CV-14 y atravesaremos Forcall, Ortells y Zorita. Al entrar en Aragón, la carretera se llama A-225; pasaremos por Aguaviva y Mas de las Matas, para coger la A-226 que pasa por Castellote y nos lleva hasta Molinos.

Hay otra opción con duración similar, pero peor carretera y mejor paisaje. Cogiendo la CV-14 y pasando Forcall, cogemos dirección Ortells/Zorita, pero cogemos la carretera de Villores y seguimos por la A-226 a Luco de Bordón, Bordón, Los Alagones, Embalse de Santolea, Castellote y Molinos.